De Fachadas Floridas

Nora Guerrero

Durante la semana que recién pasó, tuve la fortuna de acompañar a mis pequeños nietos -ambos en primaria- en una demostración de algunos conocimientos y habilidades que han adquirido en un centro educativo integral que practica la filosofía y pedagogía Montessori, ubicado en la congregación El Grande del vecino municipio de Coatepec. Me pareció interesante el nombre del evento: “Cultivando el deseo natural de aprender”. ¡Ah que título! Me lleva a pensar que el ser humano, desde que nace, trae consigo ese afán permanente de aprender y que somos los adultos, principalmente los padres y el entorno familiar, quienes potenciamos o desanimamos esa natural curiosidad de descubrir el mundo y reinventarlo constantemente. El tema abordado “El sol en nuestras vidas” confirma esta teoría así como la premisa de Paulo Cohelo: “Cada día el sol ilumina un mundo nuevo”.

            De los varios proyectos que presentaron destaco el referente al Proyecto Desafío del INECOL -Instituto Nacional de Ecología- dentro del programa de Educación Ambiental “Fairchild Challenge” del Jardín Botánico Francisco Xavier Clavijero”, El tema: “Muros siempre vivos” que tiene como protagonistas a las plantas suculentas.

            La responsable directa de la participación de los chicos, de quienes hoy le platico, en el ambicioso plan es la Maestra Jéssica León Hernández. Tuvieron tres sesiones: En la primera aprendieron qué son las plantas suculentas, qué tipos de ellas hay y cuál es su distribución en el estado. En la segunda sesión, conocieron que tienen dos tipos de reproducción: sexual (sembrar la semilla que viene en la flor) o asexuada (la que se da por esqueje o cuando se siembra una hojita de la planta).        

            En la tercera sesión los chicos elaboraron cuadros vivos con tabiques de madera, buscando que todo fuera orgánico. Conocieron los usos de las suculentas, como embellecer los espacios vitales y, sobre todo, cuando no se cuenta con áreas verdes. Para ello, pueden reciclar botellas, recipientes vacíos, de desechos y más. Otro objetivo es extender el gusto por las suculentas ya que son muy hermosas y resistentes, no requieren de grandes cuidados, toleran la sequía, necesitan tanto agua como sol, están preparadas para la sequía, son para interior y exterior, poseen tamaños, formas y colores muy diversos y bellos, sus hojas retienen además del agua, los nutrientes; porque sus hojas son gruesas y carnosas. Yo agregaría que me gustan mucho, por ser tan variadas, bellas y porque vienen ‘todo en una’: hojas y flor. Y la más importante del Proyecto: Tomar conciencia del valor de la naturaleza.

            Para llevar a la práctica estos proyectos, se dan las explicaciones necesarias, se muestran diapositivas ilustrativas y se hacen preguntas asertivas. Además de explicar las características de los tipos de plantas, se habla de la diversidad geográfica. En el Taller se fomenta la cooperación entre alumnos para elaborar diferentes proyectos de ornato en general y se les dan a conocer las herramientas para llevarlos a la práctica, así ellos pueden crear sus propios proyectos: decorativos, en maceta, cuadros, centros de mesa, en jardines, y otros. El taller se dio en forma práctica: 1) Conocer y reproducir estas plantas, 2) Escoger la forma para su reproducción: asexual, esperaron dos meses y vieron el producto de su trabajo y 3) Elaboraron un magnífico cuadro de suculentas conformando las siglas del Centro Educativo Integral. Con este proyecto interdisciplinario “Cultivando la Naturaleza”, cubrieron objetivos educativos de las materias de biología, español. matemáticas y geografía. ¿Qué le parece a usted?  xalapaflorida@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: