De Fachadas Floridas

Nora Guerrero

Me da gusto experimentar lo ya platicado con usted en numerosas ocasiones. Me refiero a la conveniencia de florear y verdear nuestros hogares, oficinas, comercios, centros de trabajo, escuelas y todo lugar en que nos desarrollamos. El resultado no puede ser sino saludable, saneador, refrescante, purificador, embellecedor, además de producir la satisfacción de hacer algo en comunidad y por la comunidad. Si ya compartimos con nuestros vecinos un tiempo y un espacio pues, ¡hagamos acuerdos explícitos o tácitos! Seguramente el resultado sano y atractivo será digno de ser imitado.

          Ya Xalapa fue reconocida en otros tiempos por sus balcones floridos y dan cuenta de ello poesías, canciones, descripciones y atractivos adjetivos y sobrenombres: Xalapa, Ciudad de las Flores; Xalapa la Bella, El país de las flores, Xalapa Florida, Ciudad Jardín, Cesta de Flores, Ciudad Primavera…

          Hay ciudades en el mundo que se han distinguido porque un gran número de viviendas se concentra en edificios, algunos muy antiguos de hasta 6 ó 7 pisos, cuyas fachadas destacan por sus balcones. Algunos, profusamente vestidos de flores; otros más discretos, pero siempre atrayendo no sólo las miradas de los transeúntes, sino a las avecillas y mariposas que, libando los néctares, halagan nuestra vista.                                                                              

          Por siglos, las familias han adornado los balcones y terrazas con flores, en macetas y en jardineras, creando verdaderas obras artísticas. Es una sana costumbre que se ha convertido en cultura que se conserva en muchos  países europeos, americanos y del mundo. Los acuerdos vecinales pueden darse en forma tácita -que creo es la mejor opción- o bien por medio de una iniciativa municipal o estatal ¿porqué no? Ambas son válidas. Si es por acuerdo vecinal sería muy gratificante ver nuestra casa, cuadra o colonia muy viva, alegre y motivadora para el desarrollo personal. Pienso en los bebés, en las personas que parten hacia sus lugares de labores, de estudios, de compras o hacia los colegios a dejar a los hijos. ¡Cuán motivador será saber que provienes de un lugar armonioso al que deseas regresar!

          Y pienso que sería muy apropiado que la iniciativa fuera de los ayuntamientos. Demostraría que se desean hacer bien las cosas y que se busca la excelencia. Esto lo digo partiendo del concepto de belleza como expresión de lo bueno,  de armonía, de perfección.    

          Es importante que, al tiempo que se atienden los temas básicos de la ciudad como infraestructura, ordenamiento urbano, salud y seguridad públicas, recreación, cultura, desarrollo económico y demás, se fomente la limpieza del frente de las casas, de la calle y de la ciudad en general. Que se insista en el tema de la limpieza y el reciclaje, hasta obtener resultados.                                  

          El tema del reciclaje requiere difusión ya que es de «ganar-ganar». Quienes no lo han intentado, podrían sorprenderse de los resultados de esta práctica, comenzando por los residuos de la cocina que obran maravillas con la tierra, produciendo un abono de óptima calidad. Y de los demás residuos como cartón, papel, vidrio, plástico, fierro y más, que pueden significar hasta recursos económicos. Y ya teniendo el abono, pues, tendremos plantas. Agua y abono son los dos elementos principales que se requieren para iniciar o fortalecer nuestra producción de salud, sanidad para el medio ambiente, belleza, aroma y colorido, no tan sólo en nuestros hogares, nuestras calles, parques y jardines, sino en nuestro paso por la vida. Le invito a ‘empujar’ esta iniciativa… xalapaflorida@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: