Queda al descubierto administración corrupta de Alvarado

Eduardo Benítez

Yaneli Salazar Vicente e Isabel Gamboa Ruíz ex empleadas del Ayuntamiento de Alvarado ofrecieron una rueda de prensa el día de hoy en el café Parroquia del malecón para exigir públicamente que se les haga justicia por haber sido despedidas de manera injustificada por el alcalde Bogar Ruíz Rosas, además se dicen amenazadas de muerte por parte de la jefa de servicios del mismo Ayuntamiento Deyanira Vázquez Carrillo.

Aseguraron que el Ayuntamiento contrato los servicios de un.proveedor de maquinaria pesada identificado como Juan Carlos García Sampieri para que hiciera trabajos en algunas comunidades del municipio, después de haber prestado un servicio por tres meses el proveedor reclamó el.pago, sin embargo Yaneli como auxiliar de la jefa de servicios le dijo que ya se le había pagado que sólo faltaba un mes pero le pagarían hasta que terminara el trabajo a lo que el proveedor señaló que él no había recibido ningún pago.

Yaneli Salazar Vicente le envió la factura pero resultó que en la misma no estaban los datos fiscales del proveedor descubriendo, así que la jefa de servicios Deyanira había desviado la cantidad de 250 mil pesos, dinero que correspondía al pago del señor Sampieri el proveedor.

La joven Nayeli acudió con el alcalde y le explicó lo ocurrido contestandole éste que no se preocupara que él daría solución al problema.

Explicó la entrevistada que Bogar Ruíz Rosas extendió un cheque al proveedor por 250 mil pesos mismo que al tratar de ser cobrado resultó que carecía de fondos, y lo que es más segura que por la noche Deyanira en completo estado de ebriedad y acompañada por su marido Eduardo Bardales Martínez llegó a su vivienda la amenazó de muerte y le causó daños a la casa, comenta que llamó a la Policía Municipal para que la detuvieran y así lo hicieron pero la dejaron libre por órdenes del alcalde.

Ella puso una denuncia de hechos en la Fiscalía de Alvarado en contra de Deyanira de su esposo y del mismo alcalde Ruíz Rosas sin embargo teme que Deyanira cumpla sus amenazas. Ya que ellas así como cinco empleados más fueron despedidos porque descubrieron el fraude que la jefa de servícios estaba haciendo y ese fue su único delito, ahora no las quieren liquidar y temen les suceda algo porque dice que el alcalde la está protegiendo porque es su familiar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: