Reconocimiento de la Estancia Infantil 662 ante contingencia

A la comunidad veracruzana en general:
Por esta vía, representantes de la Estancia Infantil 662 Papalote IV, ubicada en La Fragua 1521 en el Fraccionamiento Moderno de esta Ciudad, hacemos un reconocimiento y un gesto de gratitud ante la contingencia ocurrida en el vecindario el día 13 del presente.
A las 08:40 horas, durante el procedimiento de alimentación normada en la Guardería, se detectó una chispa en el medidor de luz exterior, ocasionada por un sobrecalentamiento del cableado –cuestión totalmente ajena a las instalaciones y operación de la Estancia Infantil-, misma que fue detectada de forma inmediata por nuestro personal de vigilancia.
No obstante que dicha contingencia significó solamente una fase de alerta, todo el personal delrecinto se avocó a la salvaguarda preventiva de las niñas y niños presentes, y en cuestión de segundos toda la Estancia fue evacuada, mientras el personal administrativo se responsabilizaba del seguimiento del protocolo de seguridad en este caso de imprevistos.
Los resultados fueron ponderables: debido a la inmediata reacción del personal, sujeta siempre a estrictos lineamientos de seguridad y a la práctica constante de simulacros, no hubo daños que lamentar. El conato de conflagración solamente dañó dicho medidor y una bufa eléctrica, por lo
que la consecuencias se mantuvieron en daños materiales de poca relevancia.
Debe decirse que ante este imprevisto, la reducción al mínimo de los daños y el resguardo de la integridad de todas las personas –niños y personal- de la Guardería, se debió en buena medida al disciplinado seguimiento de la normatividad de seguridad y a los estrictos pasos instados por la Secretaría de Protección Civil seguidos por las personas a cargo de nuestra Estancia.
Sin embargo, esa loable reacción no fue lo único que mantuvo la seguridad de todos. Queremos por esta vía hacer un notable agradecimiento a absolutamente todas las instancias involucradas en la protección ciudadana y a la solidaridad vecinal que también se hizo presente.
En el plano de las instituciones públicas, de forma inmediata tanto el H. Cuerpo de Bomberos como agentes policiales –Estatales y de Tránsito- se dieron a la tarea de hacer sus labores de solución y salvaguarda ante el conato de incendio; profesionales de la Secretaría de Protección Civil y técnicos de Comisión Federal de Electricidad se dieron a la tarea de revisar las instalaciones dañadas, y en cuyo veredicto dictaminaron que se trató de un problema ajeno a la operación de la Estancia y no encontraron anomalía alguna que impidiera volver a la normalidad.
A esta situación se le añadió la presencia de un perito externo de la Secretaría de Energía, que avaló dicha opinión técnica sobre el percance. Por otro lado, se extiende un agradecimiento al personal de la Cruz Roja, que por fortuna no tuvo necesidad de intervenir, pero se mantuvo presente todo el tiempo que duró el proceso de normalización, en un gesto de profesionalismo y generosidad.
Asimismo, con enorme gratitud mencionamos a la Sociedad Civil: los vecinos de las casas y recintos aledaños a nuestra Guardería; quienes mantuvieron una prudente actitud de solidaridad y apoyo. Resaltamos en ello la labor del Hotel Suit LF, sito enfrente de nuestras instalaciones, debido a que abrió sus puertas para recibir tanto a los menores de edad como al personal en el proceso de evacuación en esta fase de alerta, y fungió de resguardo hasta que las madres y padres de familia pudieron recoger a sus hijas e hijos.
Luego de una minuciosa revisión, cada una de las instancias públicas mencionadas, en el ámbito de su competencia, definió el origen del problema y declaró que, una vez resuelto, las labores podían volver a la normalidad, con toda seguridad.
Nuestro recinto pertenece al programa de Guarderías seguras y confiables subrogadas al Instituto Mexicano del Seguro Social; y queremos resaltar que para hacer honor a dicha confiablidad, exaltamos la labor profesional de nuestro personal. SI bien es cierto que lo que hicieron es parte de sus obligaciones y entrenamiento cotidiano, enfrentar un imprevisto de esta naturaleza, aun en su sola fase de alerta, supone un esfuerzo delicado y una seguimiento estricto de reglas, cuestión que derivó en la salvaguarda de la integridad de todos.
Con base en lo anterior, hacemos saber de nuevo a la sociedad veracruzana que ante este hecho imprevisto, que se mantuvo siempre en sola fase de alerta, podemos emitir un juicio con conocimiento de causa: la labor técnica y profesional de nuestro personal no solamente es satisfactoria para lograr el sano cuidado cotidiano y formación educativa de la niñez veracruzana;
sino que asimismo es un puntal ejemplar para el cuidado de esa niñez en momentos de contingencia.
Tenemos la certeza de que con la pericia de nuestro personal, la labor solidaria de nuestro vecinos y la eficacia de las Instituciones públicas adscritas a esa labor, la vida de nuestros niños está en muy buenas manos colectivas.
Atentamente
Sociedad Civil
Guardería 662

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: