Los Políticos

¿Terrorismo en Coatzacoalcos?

Salvador Muñoz

Circula en redes un video donde aparece supuestamente Ricardo N, alias La Loca, asegurando que él no fue el que cometió el acto terrorista en Caballo Blanco, centro recreativo ubicado en Coatzacoalcos. “La Loca” afirma que él tiene rato que salió de este municipio después de haber sido detenido por Marinos y por temor a su vida, optó por irse con todo y familia. Es seguro que le ha ido mal a este personaje porque de la cédula que se integró en su expediente tras su detención el pasado 18 de julio, a la fecha, ¡trae la misma chamarra de Alemania! Vamos, con los colores distintivos de la selección germana.

Por cierto, en aquella fecha, fue identificado como Sicario del Cártel Jalisco Nueva Generación y de acuerdo a la ficha que se expidió en su detención, se le aseguraron 50 dosis de cristal y 10 de cocaína, así como una motocicleta… de no ser porque la Semar lo identifica como “Jefe Operativo para el CJNG en la ciudad de Coatzacoalcos”, hubiera jurado que se trataba de un “dealer”, que en buen castellano se traduce como el proveedor o distribuidor de drogas en dosis.

II

El caso Caballo Blanco fue tema del día pero en diferentes escalas… desde la medianoche para amanecer miércoles, fue la tragedia; a partir de las siete de la mañana, fue la repartición de culpas por parte del Gobierno estatal a la Fiscalía General de Veracruz, y un poco más tarde, el reculón del mismísimo Pejedente Andrés Manuel López Obrador para hacer una fe de erratas y aclarar que quien liberó al famoso La Loca, habían sido autoridades federales, no la FGE a cargo de Jorge Winckler…

A Cuitláhuac García Jiménez le ganan las ansias de matador y en lugar de dar un mensaje de paz y sosiego a los veracruzanos, busca la confrontación con el Fiscal sin importarle que con ello, se lleve entre las patas al mismo Pejedente. Qué distinto sería que en una semana, quince días, fuera a Coatzacoalcos, visitara a los familiares de las víctimas y pidiera entonces cuentas al Fiscal ante la ausencia de resultados… no, no soy adivino para asegurar que en quince días no habrá resultados… ¡vamos! una investigación y más en un caso como éste no es algo así como “Enchílame la gorda”… ¡claro! Quisiéramos todos y más los afectados, que así fuera…

III

De acuerdo a boletín que proporciona Seguridad Pública del Estado, donde pide a la FGR que atraiga el caso Caballo Blanco, se expone un antecedente que debe llamar la atención: “se habían suscitado cuatro ataques a establecimientos en la misma ciudad, con incendios perpetrados por personas desconocidas”.

Los casos a los que se refiere el boletín son los siguientes: el 16 de julio, el bar “La Catrina”, ubicado en la calle Hidalgo esquina con Matamoros, de la colonia Benito Juárez, fue incendiado por presuntos sujetos armados; el día 18 del mismo mes, hay registro de dos atentados; uno, en el negocio “Cocinas Integrales Williams”, y otro, en el lote de autos “Nuevo Milenio”, donde delincuentes incendiaron un vehículo; posteriormente, el día 23, fue atacado el bar “Los Mangos”, ubicado en la calle John Spark, esquina Aldama y Galeana. Con “Caballo Blanco” se habla entonces de cinco…

¿A qué se va con esto? Al Capítulo V, Artículo 311, del Código Penal para el Estado de Veracruz que reza lo siguiente: “A quien utilizando explosivos, substancias tóxicas, armas de fuego o por incendio, inundación o por cualquier otro medio realice actos en contra de las personas, las cosas o servicios al público, que produzcan alarma, temor, terror en la población o en un grupo o sector de ella, para perturbar la paz pública o tratar de menoscabar la autoridad del Estado o presionar a ésta para que tome una determinación, se le impondrán de tres a treinta años de prisión, multa hasta de setecientos cincuenta días de salario y suspensión de derechos políticos hasta por cinco años”. El apartado  se llama “Terrorismo”.

Es seguro que un Licenciado en Derecho pudiera precisar si estoy en un error, pero leo y vuelvo a leer, y de acuerdo a lo ocurrido en Coatza, no sólo con Caballo Blanco, sino en los demás establecimientos, no se trata sólo de un acto de un Cártel en particular… estaríamos hablando de actos terroristas. Por favor, si gusta, vuelva a leer el párrafo anterior, pero si esto no es un acto terrorista entonces no sé qué pueda ser…

smcainito@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: