Rojo Amanecer, reflejo fidedigno del 2 de octubre

La película fue fundamental para la democratización del país

En el marco del 51 aniversario del 2 de octubre de 1968 y como un homenaje a la actriz María Rojo, se proyectó la película Rojo Amanecer y se realizó un conversatorio en el auditorio del Ágora de la Ciudad, en el que la actriz y el director del recinto, Gustavo Adolfo Vega Galván reconocieron que el filme contribuyó a construir la memoria histórica de la población, democratizar al país y evitar la censura en el arte.

Gustavo Vega celebró esta iniciativa del Ayuntamiento para conmemorar los hechos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, con una cinta que registra los acontecimientos que ahora forman parte de la memoria histórica del país y de la educación cultural del pueblo mexicano. 

La protagonista de la película, María Rojo, explicó que esta obra cinematográfica forma parte de un cine independiente que marcó época, al luchar contra la censura en el arte. 

Manifestó que lo que en ella narran el guionista Xavier Robles y el director Jorge Fons se ha convertido en una versión inolvidable de lo sucedido la noche del 2 de octubre hace 51 años. 

De acuerdo con la Huésped Distinguida de Xalapa, se trata de la película más taquillera de 1990, año en que se estrenó, gracias a la labor de una generación que inició la democratización del país, que ahora se puede consolidar con la Cuarta transformación

Compartió con los asistentes que el filme se realizó fuera de la industria y a escondidas; contó con la producción de Héctor Bonilla, actor con el cual se logró la participación de Fons, para tomar la dirección de un proyecto que muchos tenían miedo de sacar a la luz. 

La actriz recordó que la lata con la cinta de 35 milímetros se envió a España para su resguardo, pues en México había sufrido la censura gubernamental, pero que gracias a la intervención del escritor Gabriel García Márquez ante el presidente Carlos Salinas de Gortari, se pudo estrenar en el país un año después de su rodaje. 

Expresó que si alguien piensa que la película exagera los hechos, tanto su hermana como ella son testigos de aquella masacre: “Como lo muestra la película, así fue”.

El presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero aseguró que la presencia de María Rojo en Xalapa ayudó a tener una reflexión más profunda sobre lo que significó el 2 de octubre para todos los mexicanos. 

Reconoció que el trabajo que los artistas realizan para que en nuestro país cambien las cosas es algo que se debe agradecer, pues contribuye a la memoria histórica y a que la juventud se dé cuenta “de algunas cosas que suceden a la sombra de los medios de comunicación tradicionales”. 

Al término del conversatorio, representantes de la asociación Cultura Danzón entregaron un reconocimiento a María Rojo por su impulso al género en el nivel internacional, a través de su participación en la película Danzón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: