Números Rojos

Luz Adriana y su lucha contra el cáncer

Brenda Caballero

¡Qué bueno que te hiciste la mastografía 6 meses después, porque si te esperas dos años, no la cuentas! Fueron las palabras del doctor a Luz Adriana, quien serena y optimista me cuenta sobre el cáncer de mama que padece.

“Mi diagnóstico estuvo un poco complicado. En 2015 me hice la primera mastografía de manera particular. Era revisión de rutina con la doctora Pitalúa. Sólo me detectaron calcificaciones y una bolita, la cual dijo la doctora que se tenía que checar. Me hice los respectivos análisis clínicos y no salió nada; entonces pensé que era un quiste. Sin embargo me veía una bolsita debajo de la axila, hasta pensé que me había rasurado mal. Entonces, la bolsita empezó a bajar y se encajó detrás del seno. No se detectaba a simple vista”.

“En 2017 me hice otra mastografía y salieron ganglios inflamados, entonces me fui al homeópata para tomar medicamento naturista y por un tiempo funcionó. En julio de 2018, en las campañas de mastografías en instituciones, me volví a hacer el estudio, para volver a ir al ginecólogo por el tratamiento para eliminar el quiste; sin embargo, 6 meses después, mi diagnóstico cambió de benigno a maligno. De 2015 que me dijeron que estaba en la etapa I-II, pasé a una etapa III B, casi 4. Incluso ahorita ya me están catalogando en estadía IV”.

No tiene antecedentes directos de cáncer, me dice, aunque sabe que actualmente el cáncer le está dando a gente más joven, además de que ya no es exclusivo de las mujeres. “Después del diagnóstico te hacen ultrasonidos, rayos X, aunque si en 2015 me hubiera hecho el examen de sangre denominado CA 153, la doctora se hubiera dado cuenta que tenía actividad tumoral, pues la mastografía no representa el 100 por ciento de seguridad de que el cáncer se diagnostique oportunamente”.

“Soy muy positiva. Mi familia me ha ayudado mucho, pero desde que te dan el diagnóstico sabes que puede ser un camino que recorres sola si no tienes a tu familia. La pareja muchas veces se va, incluso hasta los amigos, pues piensan que, por respeto o miedo, no saben qué decir, no saben cómo tratarte, por el mismo desconocimiento a la enfermedad. La mayoría de los pacientes no quiere lástima, quiere empatía, porque le pones una pausa a tu vida. Dejas tu trabajo, tus proyectos personales para dedicarte 100 por ciento a tu salud. A la gente no le gusta hablar del tema porque lo relacionan con sufrimiento y muerte. Entonces, a todas las mujeres les da miedo: ‘Prefiero voltear a otro lado y no hablar del tema’. También hay gente que llega a tu vida y se acercan sin conocerte, pues han pasado por allí”.

A pesar de que se hace rosa al mes de octubre para hablar del cáncer y su prevención, Luz Adriana considera que se debe promover también la prevención desde otro punto de vista, difundir que hay factores que pueden ocasionar cáncer… ella cita el alcohol, el cigarro, las grasas y los alimentos procesados. “Nadie habla de ese aspecto, solamente mencionan como prevención la mastrografía. Es importante la forma de comer. Es necesario perder el miedo y hablar del cáncer. La mayoría de los pacientes con cáncer se invisibilizan cuando debe ser lo contrario. Durante el mes de octubre se debería de analizar el porqué se está incrementando la enfermedad, los tratamientos alternos. Incluso, los fondos que se recaudan para la lucha contra el cáncer deberían de servir para investigar la enfermedad, para que no se caiga el cabello, para que no se deteriore la salud, para subir las defensas, para que no duela todos los días el cuerpo”. También falta información pues cuando te hacen la mastectomía nunca te hablan del linfedema, “nunca te dan los ejercicios que tienes que hacer.”

Ella considera que los medios de comunicación abordan el tema de una manera superficial, al grado que ya parece una campaña publicitaria donde te venden mastografías. “Te dan mensajes como ‘Tócate’, te dicen guerrera y que tienes que ser luchona; claro que nadie quiere estar triste pero yo también debería poder sentirme libre, poder andar en la calle sin peluca; incluso así anduve porque no es mi problema. El cáncer debe visibilizarse, mostrar lo que verdaderamente pasa cuando tienes cáncer”.

Vane Villanueva  y la Jornada Embelleciéndome Durante el Cáncer

El próximo miércoles 23 de octubre desde las 9 de la mañana, se llevará a cabo por tercer año consecutivo la jornada, con el propósito de ayudar a las mujeres que han sido detectadas con cáncer (de cualquier tipo) a sobrellevar esta enfermedad. Dicha jornada comienza en la belleza y se extiende hacia una nueva postura de vida; tiene cada año  como misión especial cambiar la percepción de esta enfermedad. Al proyecto se unen y suman esfuerzos un grupo de profesionales en diferentes áreas con la finalidad de proporcionar  a las mujeres información y herramientas de opciones sanas de salud, ejercicios, alimentación, sexualidad, tanatología, psicología y belleza; para que conozcan aspectos importantes de cuidados que pueden realizar durante su proceso del tratamiento.

La Jornada es un evento de carácter gratuito, que suman las voluntades de ciudadanos y de todos los conferencistas que de manera altruista donan en especie todo lo que se requiere para la realización del evento. Es la única jornada de belleza que se realiza en el país y que es transmitida en vivo en multiplataformas (se transmite en vivo en la página electrónica www.facebook.com/rtvveracruz   y en algunos programas de la barra de programación de Radio Televisión de Veracruz (institución sede de la jornada).

Por cierto, gracias al compositor Manuel Monforte (integrante del grupo Los Aguas Aguas)  que interpretará la canción  oficial de la Jornada Embelleciéndome Durante el Cáncer.

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BCÁrea de archivos adjuntos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: