Manantial entre Arenas

CARRERA CONTRA EL TIEMPO

Por: Alberto Calderón P.

A lo largo de la historia la mujer ha tenido un incansable compromiso con la sociedad, conocemos los logros y hazañas de muchas de ellas, pero el caso de Émilie du Chatelet es verdaderamente extraordinario.

A mediados del siglo XVIII el promedio de vida en Francia no pasaba de los 30 años, la marquesa Émilie contaba con 42 y otro factor en contra era su embarazo, debido a esas condiciones era como una sentencia de muerte, así que apresuró su investigación para terminar su mayor legado científico.

La pequeña Émilie nació en París en una familia de la aristocracia francesa en el mes de diciembre de 1706, rodeada de capacitados tutores le permitió a los 12 años ser una poliglota hablando ya seis idiomas distintos, eso parece ser un afortunado logro a tan corta edad, pero eso solo es el inicio de sus notables conocimientos, a ella le apasionaban las matemáticas, era tal su habilidad deductiva en este campo que se volvió famosa por apostar en todo lo que le era permitido ganando casi siempre, las ganancias las utilizaba para comprar libros y equipo que le servía para desarrollar su curiosidad también en la física.

Antes de llegar a lo que hoy llamamos la mayoría de edad dijo una frase que impactó a la sociedad parisina: “Si yo fuera rey reformaría el abuso que minimiza a la mitad de la humanidad. Me gustaría que las mujeres participaran en todos los derechos humanos y, sobre todo, en los de la mente”. A los 18 años se casó con un marqués del ejército, lo que le permitió seguir cultivando el estudio de las matemáticas debido a sus frecuentes y prolongadas ausencias, procreó tres hijos y por unos años se alejó de su pasión como lo menciona la Sociedad Estadounidense de Física, quien hizo una interesante biografía de ella.

Fue una mujer intelectual, emocional y liberada sexualmente, se hablaba de ella por su singular personalidad, conoció a Voltaire cuando contaba con 26 años y el rondaba cerca de los cuarenta, iniciaron un romance, en esa época se consentía que los matrimonios arreglados (como era su caso) tuvieran amantes, lo distinto es que no guardaban las apariencias como se acostumbraba, ellos convivían abiertamente, aunado a que el era un hombre muy conocido y reconocido pero para la sociedad de la época seguía siendo un plebeyo.

Contaba con una biblioteca de más de 20 mil volúmenes la mayoría de carácter científico, en sus investigaciones una de sus aportaciones más destacadas fue la vinculada a la conservación de la energía, se ganó el apodo de “madame Newton”, Émilie y Voltaire promovieron las teorías de Newton entre la sociedad científica francesa, siendo ella la primera mujer en promover activamente una nueva forma radical de pensamiento. Rompió estereotipos hasta ese entonces intactos entre las mujeres.

En 1749 contaba con 42 años embarazada veía cercana la muerte así que trabajó incansable 18 horas diarias para terminar su más importante legado llamado PRINCIPIA, una obra de más de 500 páginas que inició como una traducción al francés de la obra PRINCIPIOS MATEMÁTICOS DE LA FILOSOFÍA NATURAL de Newton y terminó siendo un libro con objeciones y aportaciones desde su concepto. Ese mismo año el 4 de diciembre de 1749 dio a luz a los seis días falleció de una embolia pulmonar, su obra se conoció hasta 10 años después de su fallecimiento.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: