Pienso, Luego Escribo

LA MUJER, EMPODERAMIENTO Y MACHISMO

Por Akiles Boy *

En un País con una cultura machista de viejas y profundas raíces, la transición hacia una sociedad igualitaria, donde las mujeres y los hombres tengan los mismos derechos e igual acceso a las oportunidades de desarrollo, será lenta y gradual. Iremos construyendo una sociedad inclusiva y tolerante, en la medida en que la educación y la cultura se extiendan a todos los sectores sociales y se vayan derribando los modelos y esquemas tradicionales que mantienen las desigualdades, que hoy están creando escenarios de violencia y confrontación.  Importante es también, que la legislación en la materia, evolucione en el mismo ritmo y sentido, y aporte el marco necesario para asegurar una convivencia social, en un ambiente de paz y armonía.

En esta semana que pasó, durante las tardes del jueves y viernes, tuve la oportunidad de asistir al “Taller Periodismo y Violencia de Género”, convocado por el Colegio Mexicano de Sociología. S.C. y la Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas CEAPP, no está demás decir que el tema es vigente y  que ha despertado voces dormidas y reiterado fuertes reclamos, principalmente de círculos de mujeres y de los  grupos feministas radicales.

Aceptamos queridos lectores, que el tema es amplio, controversial y si anteponemos las vísceras y nuestra visión de género, pues la discusión puede derivar en desacuerdos y en el conflicto, Una conclusión generalmente admitida por el grupo del Taller, fue que la humanidad ha evolucionado, algunas regiones y naciones muestran un mayor desarrollo que otras, eso la historia lo demuestra. Ocurre también que la ancestral “cultura patriarcal”, aquella en la que el hombre es o era el centro del universo, poco a poco ha sido disminuida o desmontada, sobretodo en sociedades más civilizadas.

Conviene también reconocer la lucha silenciosa y a veces abierta que las mujeres han realizado, especialmente a partir del siglo pasado, en que se hacen más visibles y aumenta su participación en la vida social,  económica y política en países como el nuestro. Detrás de la paulatina pero constante conquista de derechos y espacios, está el esfuerzo  y  perseverancia de mujeres que de manera individual o colectivamente, han desafiado y empezado la demolición de la antigua cultura machista.

En este tema seguirán aflorando las discrepancias, Una sociedad en vías de desarrollo y con una pesada carga de prejuicios y atavismos, tiene enfrente un complejo panorama, y en ese terreno, con facilidad se confrontan las ideas y las perspectivas de la ciudadanía. En esa ruta están, en  los años del siglo que corre, otros temas relacionados y concurrentes, pluralidad, diversidad, inclusión, tolerancia. El camino es largo y los avances estarán condicionados por el desarrollo de la educación y la cultura, sin dejar a un lado la modificación de los modelos de formación de los hijos. Sin esta premisa, poco se podrá hacer para combatir y reducir la violencia de género que va en aumento, con sus peores expresiones como los feminicidios y los crímenes de odio. El periodista y los medios de comunicación, sin duda, son activos que pueden contribuir a mejorar el ambiente social, difundiendo el uso del lenguaje inclusivo y los valores de la solidaridad y la tolerancia. La pluralidad y la diversidad son realidades que no se pueden ocultar o ignorar. Hasta la próxima.

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: