Confetti

LA LETRA MUERTA

Maricarmen Delfín Delgado

Como ya comentamos, el suicidio es una situación trágica originada por circunstancias estresantes donde un individuo decide acabar con su vida, la ofuscación y la depresión influyen en la toma de decisiones que suelen resultar equivocadas y que llevan a pensar que la muerte es la única solución al dolor físico o moral. Esta penosa decisión se presenta en niños, jóvenes y adultos, en diferentes contextos sociales y en todos los países.

Recordemos que curiosamente en el ámbito literario es donde más se han dado los casos de suicidio, en investigaciones de filósofos y siquiatras se menciona  la conexión entre el genio artístico y la esquizofrenia, esta hipótesis ha sido planteada desde 1922 en la obra Genio artístico y locura de Karl Jaspers y 1993 en el libro de la sicóloga Kay Redfield  Tocados por el fuego, reafirmando con un minucioso análisis la relación entre los desórdenes maniaco-depresivos y los procesos creativos de varios famosos artistas.

 Citaremos algunos intelectuales mexicanos que decidieron “dar muerte a sus letras”

1913.- El poeta Manuel Acuña se quitó la vida un 6 de diciembre a los 24 años de edad cuando era alumno de la Escuela de Medicina de México, ingiriendo cianuro de potasio. Su decisión se atribuye a una decepción amorosa, un día antes insinuó su suicidio a Juan de Dios Peza citándolo a la una en punto, si no llegaba a esa hora, ya no lo vería. Acuña escribió seis cartas donde dejaba ver su intención suicida mencionando que sólo él era el causante de su muerte, en otra se despide de aquel amor que lo inspiraba. Alguna vez se manejó la teoría de que había sido un asesinato y no suicidio.

1931.-Antonieta Rivas Mercado se arrodilló en un reclinatorio de la Catedral de Notre Dame un 11 de febrero, era medio día cuando de un balazo en el corazón terminó con su vida. Bailarina y escritora feminista que fue mecenas de muchos intelectuales, huyó por la puerta falsa por la depresión que le causó su relación con José Vasconcelos quien intentó terminar con ella, aseguraron las hermanas de Antonieta.

1942.-Jorge Cuesta se quitó la vida a los 38 años, poeta y ensayista lo hizo un 13 de agosto en un hospital privado donde había sido internado por un segundo ataque de locura que lo orilló a acuchillarse los genitales; esta vez logró su cometido asfixiándose atando la sábana a los barrotes de la cama. Los siquiatras relacionaron este desequilibrio con una homoxesualidad reprimida.

1950.- Xavier Villaurrutia, este poeta falleció un 25 de diciembre sin quedar claro si fue muerte natural o suicidio, el médico que firmó el acta de defunción reportó como motivo del deceso un paro cardiaco, sin embargo la familia ocultó el hecho pues no hubo autopsia y el funeral se realizó rápidamente sepultándolo en el Panteón Francés.

1971.-Rosario Castellanos, la famosa escritora chiapaneca, artista única y activista incansable en pro de la mujer mexicana, con su obra logró retratar la cruda realidad del país. Fue nombrada embajadora por México en Israel en el gobierno de Luis Echeverría, en aquel país murió un 7 de agosto electrocutada en su tina de baño; también existe la duda si su deceso fue suicidio  o accidente.

1974.– Jaime Torres Bodet, diplomático, escritor y poeta que fue Secretario de Educación y Director General de la UNESCO se disparó en la sien un 13 de mayo sentado frente a su escritorio. Se cuenta que intentó escribir alguna nota al encontrar a su lado hojas de papel hechas bola. Su esposa comentó que se sentía frustrado porque se acostumbró a dar órdenes y ya no tenía a quien mandar, excepto a ella, su existencia había perdido sentido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: