Pienso, luego escribo

LO QUE PREOCUPA Y DESPREOCUPA  

Por Akiles Boy *

El universo mediático está agitado y repleto de información más que desafortunada para los que habitamos este planeta. El mundo conmovido y en estado de tensión al mismo tiempo. La amenaza de otra guerra en el medio oriente, provocada por el activismo de los Estados Unidos, bajo el argumento de estar protegiendo sus intereses o defendiendo su influencia en esa  región. Ahora Irán, otro País árabe, está en la mira de los norteamericanos. Avisan del inminente conflicto bélico y advierten del peligro que representa esa nación para la paz mundial. Vieja rivalidad y diferencias fueron reavivadas por el asesinato de un prominente Militar Iraní durante un bombardeo estadounidense. Los Iraníes por su parte, están en la tesitura de que las tropas de Trump, se retiren de la región.

Otro terrible suceso ocurrió en Australia. Los incendios causados por la grave sequía y la prolongada ola de calor, han devastado cerca de diez millones de hectáreas de su territorio, arrojado pérdidas humanas, y la  muerte de más de un millón de animales, incuestionable la  gran catástrofe para el continente australiano y para el mundo. El origen de la contingencia,  se alega, puede ser la alta producción de carbón. En 2019 ese País, fue el segundo exportador en el mundo. Otros, o más bien muchos, sostienen que es efecto del cambio climático, que ya es evidente en varias zonas de la Tierra.

Otra “mala noticia” sobresalió en medio de la gigantesca nube de información que nos cubre, el brote de una nueva cepa de Coronavirus, detectado en la provincia china de Wuhan. Aunque la enfermedad está reducida a esa área geográfica, existe la posibilidad de que a través  del contagio, pronto se disemine y adquiera la magnitud de una pandemia. Por lo pronto, los medios y redes sociales han circulado casos de Europa, Estados Unidos, América del Sur y México. En realidad, fuera de China, hay pocos casos confirmados y otros que están siendo analizados y descartados. Mientras tanto, fueron encendidos los focos de la alerta global. Habría que reconocer y puntualizar que, por un lado, en poco tiempo se difundió el hecho de una manera sorprendente y se generó preocupación y alarma entre la población, pero más adelante, varios medios informativos actuaron con más mesura, y cautelosos dieron mayor claridad al suceso, sugiriendo evitar el pánico. Relacionado, el Sector Salud y el sentido común, hacen la recomendación de aplicar medidas preventivas. En el cercano pasado y aún en el presente, las epidemias de la influenza y el dengue que provocaron estragos en nuestro entorno, nos debieron  dejar esa lección.

Otro tema no tan lejano, es el inicio del Juicio Político en el Senado Norteamericano contra el Presidente Donald Trump, lo que se conoce como “Impeachment”, que de acuerdo con la historia de ese País, solo dos presidentes han sido expuestos a ese proceso, Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998. La Cámara Alta decidirá el destino del polémico mandatario, acusado de presionar a Ucrania para obtener  información perjudicial sobre Joe Biden, uno de sus principales rivales demócratas para las elecciones de este año. Además, de obstruir el trabajo del Congreso al negarse a colaborar con la investigación y oponerse a entregar a la Comisión investigadora documentos oficiales relacionados con el caso. Trump por su parte, con su proverbial cinismo, declaró que se trata de una “Cacería de Brujas”. Según los analistas, el Magnate podría salir bien librado del intento de destitución,

Mientras tanto, ya para terminar, en la aldea nacional se enseñorean dos temas. El primero, la crisis real o ficticia en el abasto de medicamentos en el sensible sector de la salud, que abrió el frente de los padres de niños enfermos de cáncer contra el actual Gobierno. Y el segundo, la nueva crisis migratoria en la frontera Sur de México, la llegada de otra caravana de migrantes centroamericanos, la mayoría hondureños, que quieren ingresar a Estados Unidos, por el territorio nacional. En los dos casos la respuesta oficial ha generado controversia. En el primer citado, se dijo ya se atendió el reclamo y se normalizó el abasto de los medicamentos requeridos, aludiendo al descontrol provocado por funcionarios en complicidad con proveedores. Los quejosos por su parte insisten en la persistencia del problema y la desatención del Gobierno. En cuanto al segundo, se ha definido la posición de México, habrá contención de la migración ilegal, asistencia y respeto a los derechos humanos de los migrantes. Por supuesto, otros analistas con visión distinta del asunto, revelan que atrás de los operativos de la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración, está el acuerdo con Washington de frenar la migración a Estados Unidos. En cambio, para la CNDH, se trata de una crisis humanitaria. Cierro estimados lectores, con una frase que le escuche a un personaje, por cierto un niño, en una película que vi recientemente, “Peor que la violencia, es la apatía” Hasta la próxima.   

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: