Fractal

¡DIALOGO EN EL TAXI 4!

FERNANDO F. CANCELA

-Hola joven, buenas noches. ¿Se encuentra libre?

-Si claro, adelante. Si gusta puede colocar el asiento más atrás para que valla más cómodo. ¿A dónde lo llevó?

-Voy cómodo así, gracias. Lléveme por favor a Casas Homex.

-Ok

-¿Cuánto me cobrarías?

-Qué le parece 50 pesos.

-Bien. De hecho es lo que me cobraban hasta hace poco, sobre todo los lunes que acudía a un estudio bíblico con mi esposa.

-Ok.

-Oiga joven que bonito y cómodo está su taxi, que vehículo es, con las carreras ni cuenta me di.

-Es un Spark Clásico de la Chevrolet.

-Oraleeeeé, con razón está bien padre. ¿Y, cómo ve la situación actual con relación al Covid-19? Se ve todo muy tranquilo en Xalapa pero dentro de su tranquilidad, todavía hay un mucho movimiento. ¿Pero que se escucha en su taxi? ¿Qué dice la gente?

-Pues ya sabe con un poco de temor la verdad porque ya no sabe uno ni a quien sube; sin embargo, no podemos dejar de trabajar, sino quien me da para la botana, la verdad es que la gente nos necesita y nosotros necesitamos de la gente; pero la mera verdad es que la gente viaja muy callada, yo los veo como sacados de onda; ya no es como antes que la gente me hacía platica y a mí como me gusta platicar, pues platicaba con ellos; pero pues a ver qué pasa, esperemos que esto del Coronavirus no pase a mayores.

-Si en el nombre de Dios todo saldrá bien.

Su servidor colaboro en el Departamento de Análisis de Medios y Difusión de la Subsecretaría de Gobierno en palacio de gobierno y la verdad es que sí estamos laborando pero desde casa, de hecho, los documentos que nosotros obtenemos en ese departamento y que tienen que ver con las noticias estatales, nacionales e incluso internacionales, todo lo enviamos a nuestro jefe por Internet a través del correo electrónico y del WhatsApp; pero yo creo que el Gobernador hizo bien con el programa de Susana Distancia que ha servido para proteger a todos los colaboradores del Ejecutivo, de lo contrario, quien sabe cómo estuviera la situación.

De hecho los primeros que se fueron a su casa fueron los de 60 y más, que son quienes se acercan a la tercera edad y corren más riesgos; es lógico pues esa edad se acompaña muchas de las veces de enfermedades como la Diabetes, Hipertensión Arterial, las afecciones cardiacas y respiratorias y otras más que obviamente bajan el sistema defensivo y la gente se encuentra más susceptible al Covid-19.

-Pero vea usted, todavía anda mucha gente en la calle como si nada pasara.

-Sí, y sin ninguna protección ni para ellos ni para los demás; parece que no, pero el cubre-bocas que en otros países lo implementaron de manera obligatoria son los que menos contagios han tenido; aquí en México a pesar de todo lo que se ha difundido en los medios de comunicación locales, nacionales e internacionales en lo que se refiere a la prensa, radio y televisión la gente se comparta muy necia e irresponsable; yo creo que hace falta más dureza por parte de las autoridades.

-Escucha usted ese ruido; se me hace muy raro a esta hora.

-Sí, es un helicóptero, pero creo que está sobrevolando muy bajito nooooo.

En fin, lo malo es que vivimos en este país llamado México, que al ser tercermundista cuesta mucho educar a la gente y quienes realmente tienen educación no ponen de su parte para que las cosas cambien y sean diferentes; ya ve por ejemplo el comportamiento que ha mantenido el empresario Ricardo Salinas Pliego a quien, de que le sirve tanto dinero si es un desalmado.

Me quedé que en sus empresas que son Electra y Azteca va un muerto y cuatro casos de Covid-19 y tan solo tranquilizan a sus empleados diciéndoles que ahí tienen jabón y gel antibacterial.

De hecho yo tenía otro concepto de Él, creía que realmente era un filántropo sinigual, ya ve que hace algunos años donó una bicicleta muy cara a una velocista que no tenía bicicleta para asistir a los juegos olímpicos; la verdad no recuerdo ni a la ciclista, ni el año, ni los juegos, ni en qué lugar fueron los juegos, pero causó una gran impresión en todo el país pues todo mundo pensaba que por eso Dios lo bendecía tanto, de hecho, es de los hombres más ricos no de México, sino de todo el mundo según la revista Forbes; pero creo que se trata un falso filántropo quien con su fundación, solo trata de evadir impuestos.

La verdad cómo hacen falta en México empresarios como lo es don Ricardo Ahued quien desde que se enteró que la situación ponía en peligro a sus empleados, él decidió cerrar las puertas de sus negocios y hasta donde pude enterarme les está pagando sueldos. ¿Se imagina lo que eso representa de pérdidas para él? Sin embargo, yo creo que no quiere pasar a la historia como un empresario que fue causa de muerte de algunos de sus empleados por no darles la salida natural que ellos necesitan para no contagiarse y sin perder sus empleos, que además supuestamente debería ser obligatoria; lo que está ocurriendo en todo el mundo no es culpa ni de sus empleados ni del mismo Ahued, pero ya vendrán tiempos mejores y seguramente, Dios lo bendecirá tremendamente por sus buenas acciones.

De hecho se escucha que podría ser el próximo Gobernador de Veracruz por Morena y la verdad yo si votaré por Él, pues además independientemente de todo, él siempre me ayuda cuando organizo mis carreras atléticas.

-Oiga señor yo soy atleta, y estoy entrenando todos los días, ¿qué carreras organiza para ir?

-Si claro. Déjame decirte que ya estaba casi todo listo para la “Tercera Edición de Angelitos en la Tierra 10K” que mi asociación civil organizamos en la Avenida Presidentes a la altura de la entrada a la USBI pero con esto del Covid-19 se nos echó a perder; la otra que organizamos es “Angelitos Felices 5K” que tenía salida y meta en el parque Los Berros, pero la mayoría del circuito se corría en el paseo de Los Lagos de El Dique, de hecho, la última edición la realizamos precisamente en los lagos. Viene ya la Décimo Tercera Edición y su organización es para apoyar a la discapacidad física y mental.

También organizamos en coordinación con el Club de Corredores de San Bruno A.C., la “Carrera Atlética Ricardo Sánchez Esparza 5 y 10K”, pero esa carrera a pesar de que es para competir, también es de convivencia y acuden solamente los amigos de Ricardo quien es muy conocido por su profesionalismo y también porque organiza la “Carrera Atlética de San Bruno 10K”, para apoyar a la iglesia católica del mismo nombre. El Jueves 2 de Julio es su cumpleaños pero la carrera será si Dios quiere el Domingo 5 de Julio.

-Ok. Pues estaré pendiente.

-Si, en cuento esto termine y tenga la convocatoria la daremos a conocer a los medios de comunicación y la vamos a reproducir para pegarla en el Estadio Xalapeño, en la USBI y todos los parques de Xalapa.

Pero te comentaba que don Ricardo Ahued siempre nos ayuda con electrodomésticos, obviamente sabe que nosotros nunca nos quedamos con nada, y los atletas también lo saben pues yo siempre les comento quién es nuestro patrocinador pues honor, a quien honor merece.

-Si tiene razón, Ahued tiene fama de ser muy bondadoso y además se me hace un excelente político y es muy carismático. Pero creo que debemos por el momento estar quietos, solamente los trabajadores como nosotros quienes de esto vivimos y también la sociedad nos necesita, tenemos que salir a pedalearle para la chuleta.

-Si claro, ustedes los taxistas son fundamentales; otros que si les cierran se les perjudica son los ambulantes quienes de eso viven de vender sus productos. Nosotros los colaboradores del Gobierno del Estado bendito sea Dios ahí la llevamos moviendo nuestro trabajo desde casa; tengo que reconocer que la tecnología como lo es el Internet y las redes sociales nos hacen un paro tremendo pero no hay que confiarse pues el virus está latente y la estrategia de la “Nueva Normalidad” me imagino que es algo así como salir de la casa y caer hacia un precipicio, o como si saliera de su casa y los primeros que lo saludaran sean unos coronavirus gigantes con caritas sonrientes y brazos y manitas pequeñas pero bien mortales. Porque es en serio el virus existe y sigue latente, de hecho en México ya rebasamos los 16 mil muertos.

-En serio señor.

-Sí, de hecho el semáforo está en rojo; hay una confusión entre lo que dice AMLO y lo que dice López Gatell, yo soy de la idea que las declaraciones sobre cómo vamos con relación al Covid-19 y que es lo que se tiene que hacer o no, el presidente se lo debe dejar a la Secretaría de Salud, así no se mete en aprietos; yo entiendo que seguramente se sienta presionado por los grandes, medianos y pequeños empresarios a quienes quisiera quitar un poco de carga por la situación que todos estamos viviendo pero a más de 80 días de la sana distancia seguimos igual, realmente nada ha cambiado.

No faltan los ignorantes que dicen que con tan solo una lavadita de manos estamos del otro lado y que debemos tener confianza en Dios, pero no somos susceptibles. Déjeme decirle que Dios puso leyes naturales aquí en la tierra que si por ejemplo una serpiente ponzoñosa lo muerde a uno y no es atendido a tiempo con algún contraveneno como lo es el Suero Antiofídico, se puede uno morir, pues así es el Coronavirus, muy peligroso y contagioso, por otra parte,  debemos reconocer que todos los seres humanos somos unos simples mortales y nada más.

Otros dicen que es una cortina de humo para ocultar lo que realmente ocurre en el país; que si fue un virus creado en los Estados Unidos, Rusia o China y otros más que el Nuevo Orden Mundial se encuentra atrás de la pandemia, pero mientras son peras o son manzanas la vida no retoña y todavía no existe una vacuna que funcione en humanos.

-Ok. Me quedé con la duda; ¿qué es eso del Nuevo Orden Mundial? No entiendo el concepto.

-Ummmmmm, trataré de explicarle.

El Nuevo Orden Mundial es un término que se utiliza para referirse a una conspiración mundial orquestada por un grupo que dicen los que saben, es muy poderoso e influyente de organismos y que incluye a muchas de las personas más ricas del mundo que son los principales líderes políticos y la elite empresarial, así como los miembros de la llamada Nobleza Negra de Europa, denominada así por la corona británica, estos son los encargados de obtener el control y el dominio de las masas o de las naciones enteras y cuyo objetivo fundamental es el de crear un mundo a su conveniencia.

-Ok.

-Y la verdad es que dicen que dichos políticos y empresarios tienen nombre y apellido pero mejor no nos metemos en honduras. La verdad es que no hay como los testimonios cercanos, hace unos días publique una entrevista que le realicé a mi hermana Nancy quien vive en Paterson Nueva Jersey y quien es prueba viviente de que el virus existe y que cuando padeció de Coronavirus se la pasó muy mal, al grado de que toda una semana estuvo que se iba con padre o se quedaba pero estuvimos orando profundamente y el padre le dio otra oportunidad de vivir.

-En serio señor, ¿entonces en caso de padecer Coronavirus si se puede uno recuperar?

Si claro, hay muchos casos de personas que se han recuperado. Tenemos que entrar a las noticias y ver lo que está pasando en todo el mundo con relación al Covid-19, ver las versiones de lo que pasó en China; en Italia que los hospitales estuvieron abarrotados y con pacientes literalmente en el piso; lo que pasó en España, Francia, Irán, en Argentina y Brasil, en Estados Unidos que tienen más de 2 millones de contagios; lo que está pasando en Centro América sobre todo en Ecuador que la gente hace unos días estaba sacando a sus seres queridos fallecidos a las calles porque los velatorios están saturados.

-Si la verdad está carbónnnn.

Llegaremos a Casas Homex por Camino Antiguo a El Sumidero, ¿está bien?

-Si claro, a veces frente a Plaza Cristal se hace un embudo pero de todas maneras es más rápido; hay que buscar las vías alternas por donde sea más fácil y rápido de llegar, así le hacía cuando anduve colaborando en el taxi.

-¿También fue taxista?

-Sí. No por mucho tiempo pero sí colaboré como siete meses en el taxi.

Es un oficio muy bonito que si le echa uno ganas sale uno bien, con el taxi siempre tiene uno dinero y si te levantas y no tienes dinero para desayunar pues realizas una o dos carreras y listo; pero es un oficio muy noble sobre todo en los días de quincena; pero no te creas, también me pasaron cosas feas, no faltó aquel que lo llevara a su “supuesta casa” en alguna colonia bien retirada y salía corriendo en la oscuridad de la noche y no te quedaba de otra que regresar sin nada, pues si tratas de hacerle al héroe persiguiéndolo, es posible que no lo alcances y hasta el taxi te pueden robar.

-Si a mí también me han pasado ese tipo de cosas; el otro día en la esquina de las Avenidas México y Atenas Veracruzana, se encontraba un Fasti y estaba el semáforo en rojo cuando en ese momento me hicieron la parada dos hombres que a simple vista se notaba que estaban medios cuetes y pues ya que los subo pero se me hizo muy raro que me dijeran que iban al estacionamiento de PEMEX que está sobre la Avenida México pasando la vía, es decir como a dos cuadras y ya cuando llegamos ahí, uno de ellos que me dice con voz entrecortada:

-Llévenos al fondo del estacionamiento que estamos tomando una copita.

-Pues que agarro y que le digo. No señor, ustedes me dijeron que al estacionamiento de Pemex y yo aquí los dejo; es más, no importa que no me paguen pero por favor aquí se bajan; y que agarra y que me pregunta el otro.

-¿Que tu patrón no te da permiso?

Y ya que le digo que no, pero que por favor se bajaran. La verdad es que me dio un poco de temor que me obligaran a entrar y pensando que traigo la lana del mundo, me fueran a pegar y me quitaran lo poco que traigo incluso hasta el taxi.

-No pues la verdad hiciste muy bien.

Hace algún tiempo me llevó a mi casa un taxista muy joven como usted que me platicó que un hombre aparentemente muy amable abordó su taxi en el centro y que le dijo.

-¿Señor a donde lo llevo?

-Lléveme por favor a la colonia 6 de Enero, estando en la colonia, le digo la calle porque la verdad no creo que la conozca.

-Ok. Le dijo el joven taxista.

Por cierto que la colonia 6 de Enero está más allá y a un costado de Casas Homex, es decir, más lejos. Y bueno ya que lo lleva; me platico el taxista que aquel hombre fue muy amable cuando se subió al auto pero que durante el trayecto nunca le hizo plática, que de repente lo veía por el retrovisor pero que todo el tiempo se fue viendo su celular y que cuando llegaron a su casa, dice que una casa muy bonita y grande, que sobresalía de las demás pues que sacó dinero de su bolsillo y que le dio 35 pesos cerrados y que el taxista le dijo.

-Señor, aquí falta.

Y aquel hombre que le contesta.

-Y porque falta si eso es lo que siempre me cobra el taxista que me trae del centro a mi casa.

-No señor, me hubiera usted preguntado cuanto le iba yo a cobrar, si tan solo a Casas Homex cobro 50 pesos, aquí le cobro por lo menos 70 pesos, pero no le voy a cobrar los 70 por no haberle dicho cuanto cobraba hasta acá, pero deme por lo menos 50 y ahí muere.

-No joven cómo cree, yo no le voy a dar más de esa cantidad.

Y que así estuvieron un tiempo dialogando molestos al estira y afloja. Entonces el joven taxista ya bien molesto porque el señor no le quería dar lo que le pedía le dijo al señor.

–Mire señor, no se preocupe, quédese con sus 35 pesos que seguramente a usted le han de hacer más falta.

Dice que el señor tomó el dinero y se bajó del taxi y que él, se regresó bien caliente, muy impotente y frustrado contra el señor, sin embargo, dice que venía por el camino cuando una señora le hizo la parada por El Sumidero y que al subirse antes que nada le dijo.

-Oiga joven, no ande dejando su celular en cualquier lugar, yo porque soy muy honrada sino me lo quedó.

Luego entonces el taxista le dijo a la señora.

-No señora no es mío, ha de ser de un señor que se acaba de bajar pero se lo voy a regresar no se preocupe, es una promesa.

Y que me dice el joven taxista.

-Nombre señor, no me crea pero nunca había visto un celular igual a ese, lo encendí y tenía todas sus aplicaciones; brillante, grande, hermoso, nuevecito, no tenía ni un rayón nada de nada y todas las aplicaciones como luego decimos al puro centavo.

Pues dicho y hecho, dice aquel joven taxista del que le platico que como a la media hora ya andaba nuevamente en el centro cuando en eso que escucha; riiiiiing, riiiiing, riiiiing, que suena el celular y que cree.

-¿Queeeeé?

-Era el hombre que había llevado hasta la 6 de Enero y que cuando contestó su propio celular le dijo el hombre bien serio.

-Joven, el celular que tiene usted en su mano es mío me pertenece.

-Si señor efectivamente es suyo, pero olvídese de él, porque yo no se lo llevaré.

-Joven cuanto quiere por la carrera le pago lo que sea pero tráigame mi celular; no me crea pero tengo que hacer una llamada en este momento que para mí casi casi es de vida o muerte y ahí se encuentra el contacto de la persona. Le dijo el hombre.

-No señor, ya le dije que se olvide de su celular, y no se lo llevaré porque se comportó usted muy grosero conmigo.

Dice el taxista que bien que se acuerda que era un viernes o sea, fin de semana y que aquel hombre codo le volvió a rogar.

-Por favor joven, devuélvame mi celular, le pagaré lo que sea por la carrera más una compensación.

Pues para no hacerla muy larga porque ya vamos a llegar me dijo el joven taxista que él vive aquí en Xalapa y que era medio día pero que por la mañana muy temprano había llevado un pasaje a Carrizal, luego entonces se le prendió el foco y entonces le dijo al hombre.

-Mire señor, yo vivo en Carrizal y ya estoy llegando porque es cumpleaños de mi hija y quedé de estar con mi esposa y mi hija a las 3 de la tarde, por lo que si usted quiere yo le llevo su celular hasta el lunes que salga yo a trabajar y le cobraré por la carrera 300 pesos, si quiere así, pues así le hacemos.

Nombre dice que aquel viejo codo no lo podía ver en ese momento pero que casi casi se inca y entonces le dijo.

-Mire joven, si usted me trae mi celular en este momento, no le daré 300, si me lo trae lo más pronto posible le daré 500 pesos nada más para que se dé una idea de lo que me urge ese contacto que necesito para llamarle.

Y bueno ya que negoció con el señor le dijo.

-Mire señor se lo voy a llevar por lo que me está diciendo; haré un esfuerzo extraordinario y voy a las carreras arriesgando la vida pero como dice el dicho, “dando dando, pajarito volando”, de lo contrario no le doy su celular y entonces hágale usted como quiera.

-No joven no se preocupe, yo le doy su dinero y usted me da mi celular.

Pues dice aquel joven taxista que nada tonto, se tardó un poco y pasó por un par de amigos cerca de su casa por si se armaba la bronca con el señor ellos le hicieran el paro, pero que antes de llegar a su casa, le llamó al número que se quedó guardado y por el cual le había llamado a su propio celular y que le dice.

-Señor ya estoy llegando a su casa, no le tocaré la puerta, en cuanto llegue le toco el claxon y por favor sale y me trae el dinero hasta el taxi.

-Ok. Le contesto el hombrecillo.

Nombre dice el taxista que cuando llegó el hombre ya estaba parado en la puerta de su casa pero que estaba bien trompudo; dice que casi casi se lo quería comer vivo desde ahí. Y bueno ya que se acerca al taxi y que nunca dijo nada; que el joven taxista estiró la mano, el hombre le dio el dinero y él, su celular. Que ni siquiera lo vio a los ojos y que estaba colorado colorado de lo caliente que estaba. Y que agarro y se fue con sus amigos a la fiesta porque lo único que era cierto es que tenía la fiesta de cumpleaños de su hija pero en Xalapa, no en Carrizal. O sea que a ese hombre por codo y ajete le salió la carrera más cara de su vida.

-Oiga señor, el caso que esta narrando se parece a uno muy parecido que me pasó a mí, sin embargo, a ese hombre lo llevé por la Avenida Ávila Camacho, ahí por el Monumento a la Madre y clásico también puso su getota; estaba bien trompudo ya ve como son los agarrados que les duele pagar lo que uno justamente les cobra.

-Si así es. Yo lo que le dije al final a aquel joven taxista que me platico la historia que existen taxistas y bueno, seres humanos en general a quienes Dios al ver su trabajo, su dedicación y su esfuerzo les hace justicia casi de manera inmediata.

-Si de hecho hay que tratar a la gente como quisiera uno que lo trataran.

-Así es, pues Dios todo lo ve. Pero de esos que al principio se hacen pasar por muy amables de esos hay que cuidarse pues hay gente que se ve muy amable y hablan muy bonito, pero son como decía Jesús a los escribas y fariseos. “¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, pues son como sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero dentro están llenos de huesos de muertos y podredumbre!”

Eso lo puede encontrar en Mateo capítulo 23 y Versículo 27.

-Bien señor pues fue un placer. En donde lo dejo.

-Déjeme aquí en el Fasti por favor, necesito un detalle.

-Ok.

-Pues muchas gracias joven, que Dios lo bendiga en su camino.

-Muchas gracias, igualmente a usted.

Correo Electrónico: dere.cancela@gmaill.com

Facebook: Fernando Fabricio Cancela Márquez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: