Presidente debe priorizar contratación de Médicos mexicanos: Alcalá Padilla

• El Gobierno Federal contrató 585 trabajadores de la salud provenientes de Cuba por un valor de 135 millones de pesos, que presuntamente se le pagan al gobierno cubano.

• “Buscar personal externo debe de ser una medida complementaria […] no sustitutoria a la contratación de médicos mexicanos perfectamente cualificado y certificados”, expresó la legisladora

Ciudad de México. La diputada Abril Alcalá Padilla exhortó a la Secretaría de Salud, a los gobiernos de las entidades de nuestro país y a las instituciones encargadas de salud de todos los niveles de gobierno para que emitan un comunicado o declaración oficial donde se comprometan a priorizar la contratación de médicos mexicanos por encima de todo extranjero aún durante la crisis por COVID-19. La legisladora enfatizó que el país cuenta con los recursos humanos capacitados, certificados y suficientes para salvaguardar la salud de las y los mexicanos durante la pandemia y en general.   Asimismo, pidió a las autoridades que detallen la situación sobre los trabajos y recursos destinados a la contratación de personal de salud de origen cubano o extranjeros en todas las entidades e institutos de salud del país, so pretexto de la pandemia, ante la falta de información concisa acerca del proceso de contratación, la cantidad de recursos comprometidos, las tareas asignadas a dichos médicos y sus cualificaciones. En ausencia de una justificación sustentada en datos confiables, la llegada de médicos cubanos a nuestro país ha generado preocupantes especulaciones en torno a presuntas motivaciones extraoficiales de su presencia y una comprensible molestia entre la comunidad de médicos mexicanos aptos y certificados a quienes se ha discriminado.
A pesar de la falta de recursos destinados al Sistema de Salud mexicano – que ha derivado en la falta de Equipos de Protección Personal (EPP) para nuestros trabajadores de la salud, la escasez de medicamentos y hasta  la contratación de médicos y enfermeras sin prestaciones laborales ni cobertura sanitaria -, el gobierno de México contrató a 585 trabajadores de salud provenientes de Cuba, que hoy se encuentran asignados a instituciones de salud en la CDMX con un costo de 135 millones de pesos, y en torno a dos mil médicos más que se encuentran asignados en Veracruz y otras entidades de la República con un costo total desconocidos oficialmente. Lo anterior, se realzó a través de un convenio firmado por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y el Ministerio de Salud de Cuba, que provocó la molestia de una parte importante de la comunidad médica en nuestro país. 
Federaciones, colegios y asociaciones de médicos a nivel nacional, manifestaron su inconformidad a través de una carta pública destinada al Presidente 

en la cual exponen que el personal sanitario cubano recientemente contratado está compuesto en su mayoría por médicos generales sin especialidad, que perciben un salario mayor al de sus pares mexicanos y transgrede la funcionalidad de hospitales. Dichas organizaciones consideran la medida como una ofensa para la comunidad médica de nuestro país, la cual está certificada por las universidades y centros formativos licitados para ello, detalló la legisladora.
En el mismo sentido, agregó que el reclamo de los especialistas mexicanos son justificados, donde las demandas relacionados a la falta de insumos y seguridad laboral son válidos. 
“Poner en riesgo a la comunidad médica y a sus allegados es sumamente irresponsable, y buscar a un personal externo debe de ser una medida complementaria, evitando así ser el eje de la política de salud en situaciones de contingencia”. “Invitar a médicos extranjeros debe ser siempre una última opción, no sustitutoria a la contratación de médicos mexicanos perfectamente cualificados y certificados”, recalcó.
Alcalá Padilla expresó también que, si el gobierno de verdad pretende tomar medidas efectivas para la contención de la pandemia, estas demandas deben ser satisfechas, ya que la falta de transparencia seguirá levantando sospechas entre la extensa comunidad médica de nuestro país y la ciudadanía en general, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: