Comunicado Dominical

EN MEMORIA DE NUESTRO CARDENAL

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

El 20 de mayo de 2018, solemnidad de Pentecostés, el Papa Francisco anunció para el mundo que México tendría un nuevo Cardenal, el Arzobispo emérito de Xalapa, Don Sergio Obeso Rivera. En palabras del propio obispo de Roma, porque “se distinguió por su servicio a la Iglesia”.

Este domingo 28 de junio de 2020, se cumplen exactamente 2 años de ese
acontecimiento que llenó de mucha alegría a todos los feligreses de esta
arquidiócesis. Su Eminencia, el Cardenal Sergio Obeso, lo recordamos con
mucho cariño y afecto.

El Código de Derecho Canónico en el canon 351.1 señala que “los promovidos al cardenalato deben ser varones libremente elegidos por el Sumo Pontífice, que hayan recibido el orden del presbiterado y que se hayan distinguidonotablemente por la doctrina, costumbres, piedad y prudencia”. Su Eminencia cumplía a cabalidad estos rasgos.

La designación de Don Sergio Obeso como Cardenal de la Iglesia Católica,
confirmaba lo que ya existía en el corazón del pueblo de Dios, se trató de un
justo reconocimiento hecho por el obispo de Roma. Su cardenalato llenó de gran alegría y gozo a toda nuestra arquidiócesis que lo conoció como padre, pastor, maestro, amigo y un gran interlocutor. Don Sergio tenía una gran capacidad para conversar con todo tipo de persona.

Don Sergio Obeso fue un hombre de Dios, un pastor cercano, un misionero
incansable, fue un obispo sabio, humilde y sencillo, un hombre recto e íntegro, con una gran capacidad de interlocución, de exquisita conversación y privilegiado sentido del humor. Nos llena de orgullo que un miembro de esta arquidiócesis haya formado parte del círculo cercano al Santo Padre.

Cuando se le preguntaba, qué pensaba acerca del nombramiento que había
recibido, decía que estaba muy sorprendido, pues no se creía preparado para ello ni mucho menos había pasado por su mente esa aspiración, pero se reconocía siempre a las órdenes del Papa y de la Iglesia. En su primera aparición a los representantes de los medios dijo: «este reconocimiento no va tanto para mi persona, es una distinción para nuestro estado de Veracruz y más en particular para la Arquidiócesis de Xalapa».

El 28 de junio de 2018 en el Consistorio Público llevado a cabo en la Basílica de San Pedro recibió las insignias cardenalicias (el birrete cardenalicio, el anillo y el título) junto con otros 13 nuevos cardenales. Al día siguiente el 29 de junio, su Eminencia asistió a la misa concelebrada en la plaza de San Pedro con ocasión de la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo. El 30 de junio celebró la misa de acción de gracias en la Basílica Mayor San Pablo Extramuros. El cardenal Sergio Obeso Rivera tomó posesión de la parroquia San León I, el día 1 de julio de 2018.

Ya de vuelta a tierras mexicanas, se le hizo un recibimiento en la Catedral
Metropolitana de Xalapa, donde lo esperaba la grey católica, autoridades civiles y fieles que lo aguardaban para festejarlo y dar gracias a Dios por el Cardenal de Xalapa.

En su mensaje a la asamblea que había abarrotado la catedral de Xalapa, el
Cardenal Obeso dijo: «El Señor me ha llamado a ponerme a su disposición
totalmente en el servicio de su Iglesia. Esto significa para mí que el Señor se fijó en mi insignificancia para dar la última nota de grandeza a esta espléndida sinfonía que suena en su Servicio»

Un año después, el 11 de agosto de 2019, S.E.R, Sergio Cardenal Obeso Rivera partiría a la casa del Padre, dejándonos un testimonio admirable de virtudes y valores reconocido por todos.

Virtus in Infirmitate, (Fuerza en la debilidad) fue su lema episcopal, así entendió su ministerio y así lo vivió hasta el final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: