Los Políticos

4 por Xalapa

Salvador Muñoz

Si el Puerto jarocho tiene tres precandidatas y un precandidato a la alcaldía de Veracruz (el que aparentemente descartó a Bingen es Chiquinando, no uno), la capital de la entidad más o menos se encuentra en las mismas condiciones.

Ambos municipios tienen su chiste si de candidaturas se trata porque en un momento dado, dijeran, para todos hay. Me explico: Si bien, en estos próximos comicios han de disputarse presidencia municipal así como diputación local y federal, al menos en estas dos ciudades, son cuatro los cargos por contar con dos curules federales, lo que de cierto modo, en una lógica simplista, si no hay oportunidad de ser candidato por uno, se puede ser por cualquiera de las otras opciones sabiéndolas acomodar…

Agregue además que estos municipios con sus respectivos distritos tienen un valor extra cuando, por ejemplo, en el Puerto, gobernado por un Yunes, una derrota sería más para la familia en el poder que al partido; en el caso de Xalapa, si Morena perdiera la capital, sería una derrota en “casa” del Gobernador… un golpe político-moral, pues.

Ahora, al asunto: ¿Quiénes son las precandidatas y precandidato por Morena para contender por la alcaldía? Ana Miriam Ferráez, Rosalinda Galindo, Dorheny García Cayetano y Ricardo Ahued.

Debo de confesar una cosa… el último, el empresario de los plásticos, es una observación de quien escribe.

Cualquiera diría que Morena tiene la gran oportunidad de repetir en la alcaldía cuando tiene enfrente a un PRI en la lona, a un PAN dividido, y un Movimiento Ciudadano donde su potencial carta fuerte, Dulce María Méndez de la Luz Dauzón, de repente, desapareció del escenario político… aunque la oposición puede argumentar que la administración de Hipólito Rodríguez Herrero viene siendo su primer gran aliado por una serie de yerros administrativos que le han costado millones de pesos al erario municipal que bien pudieron invertirse en obra…

Al interior de Morena, cada una de las damas tiene sus porras aunque parece que la rival más débil viene siendo Rosalinda Galindo Silva… el capital político que tiene es insuficiente para hacerle contrapeso al apellido, economía y hasta simpatía de la Ferráez o al afecto que el Gobernador tiene para con Dorheny García Cayetano…

Ahora, démosle el beneficio de la duda al alcalde Hipólito y si bien, ha hecho obra pública de calles y entrega de viviendas así como cuartos-dormitorio, acompañado del Gobernador (ha de haber hecho más cosas, es posible, pero las ignoro), en Morena saben que no podría alcanzarles para mantener la presidencia municipal, sobre todo por dos razones fundamentales:

1.- El xalapeño ya tiene en estos momentos, un diagnóstico claro de la forma de gobernar y de legislar de Morena, pues el trabajo del alcalde y de las diputadas recae en el partido; por lo mismo, Morena tiene en claro, a la perfección, el papel tanto del alcalde como de sus precandidatas.

2.- Agregue que el PAN, ante su división interna y en una decisión salomónica puede apostar a un candidato ciudadano, con apellido, conocido, que genere la confianza en el empresariado y a la vez, en el empleado; el PRI, sin broncas en el partido, igual podría apostar a buscar a su candidato en la figura de un ciudadano.

Es ahí donde yo meto a Ricardo Ahued como el cuarto en discordia para tratar de mantener en poder de Morena a la presidencia municipal… ¿Por qué? fácil, ponga a Ahued en cualquier encuesta con las precandidatas y dígame el resultado… ¿que es Senador? ¡Y eso qué! También Chiquinando era Senador y dejó el escaño para estar donde está… ¿o usted qué opina?

smcainito@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: