Pide Anilú Ingram a la Sener dar certeza jurídica a las inversiones que generan energías limpias

• “Es momento de rectificar el camino y aceptar que los capitales que se invierten van a generar empleo y, como país, nos darán la oportunidad de incrementar el desarrollo”, afirma la diputada del PRI

Ciudad de México. La diputada Anilú Ingram Vallines (PRI) hizo un llamado a la Secretaría de Energía para que garantice certeza jurídica a las inversiones en la generación de energías limpias.
“Es momento de rectificar el camino y aceptar que los capitales que se invierten van a generar empleo y, como país, nos darán la oportunidad de incrementar el desarrollo, captar divisas, estimular la competencia, incentivar la transferencia de nuevas tecnologías e impulsar las exportaciones”, subrayó en un comunicado.

Reclamó la actitud del Gobierno Federal de enturbiar el ambiente de los negocios; “cambiar las reglas del juego nos llevó a la cancelación de un proyecto de energía eléctrica, en el municipio de Tuxpan, con una inversión de mil 200 millones de dólares y la proyección de crear 2 mil puestos de trabajo”.

La diputada por Veracruz acusó que se presionó a las compañías española Iberdrola y la canadiense TransCanada para cancelar el proyecto de la planta central eléctrica en el municipio de Tuxpan; en consecuencia, el Gobierno de Veracruz y la Comisión Federal de Electricidad son responsables de tomar decisiones para continuar con las obras y minimizar el daño económico.

Pidió a la Secretaría de Energía tomar acciones inmediatas que protejan las inversiones extranjeras en la generación de energías renovables o verdes y que, en coordinación con la Comisión Reguladora de Energía, informe del impacto económico y social, a nivel local y nacional, sobre las implicaciones jurídicas de anular las obligaciones contraídas en los tratados internacionales de los que México forma parte.

En el recuento de decisiones erráticas que provocaron la caída de la inversión privada en 3.8% durante 2019, la diputada federal del PRI dijo que están la cancelación del Aeropuerto Internacional, el NAIM, cuyo costo para los mexicanos se estima en 70 mil millones de pesos, así como la eliminación, por una consulta pública, de la planta cervecera Constellation Brands, en el municipio de Mexicali, con una inversión privada de mil 400 millones de dólares.

Además la determinación del Gobierno Federal de invertir en obras de alto costo fiscal, pero con bajo impacto social, como la construcción del Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto “Felipe Ángeles” de Santa Lucía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: