Política al día

Por Francisco Licona

Dos Partidos Políticos Estatales en la lona

TODOS POR VERACRUZ Y BIENESTAR Y JUSTICIA. Nuevos partidos políticos: ¿Artículos desechables del 2021?  Los sabios bebedores de café se devanan el seso analizando las condiciones tan difíciles que tendrán los nuevos partidos políticos nacionales y estatales que entrarán en competencia electoral en el 2021.  Después de los sentimientos de euforia y decepción que generaron los registros, ahora viene lo serio, lo difícil, el trabajo político que justifique su existencia y sobre todo pintar electoralmente en cada uno de los municipios y distritos del Estado. Cuatro son los nuevos partidos políticos registrados en Veracruz: PODEMOS, representada por Francisco Garrido Sánchez y Gonzalo Morgado Huesca; TODOS POR VERACRUZ, por Jesús Velázquez, con el diputado federal Héctor Yunes Landa, tras el trono; BIENESTAR Y JUSTICIA, de las filas del ex partido Cardenista de Antonio Luna; y UNIDAD CIUDADANA, representada por Cinthya Lobato.

La complejidad política nace desde la postulación de las o los candidatos. Los neopartidos necesitan de figuras políticas o de la sociedad civil que demuestren innovación, conocimiento, experiencia y profesionalismo para desempeñarse con eficiencia en el cargo  que aspiran. El problema es ¿De dónde los sacarán? El reto quizá no es acerca de su definición ideológica, sino de poder postular tantos candidatos a los cargos con sus respectivos suplentes. Personas que deben tener un mayor arraigo territorial para sumar votos al Partido y, por si fuera poco, para aportar diputados plurinominales.  La tarea es nada fácil si agregamos que necesitan al menos 212 candidatos a las presidencias municipales, diputaciones de Congresos locales, síndicos, regidores, etcétera.  Y por si fuera poco los recién nacidos Partidos Políticos se la deben de jugar solos, sin alianzas ni coaliciones. Con sus propios recursos políticos, humanos, financieros tendrán que ir a buscar el voto.

Pero si los partidos políticos estatales tienen ese tremendo reto, los nuevos nacionales la tienen peor. Es más, no solo con los números duros con respecto a los padrones electorales registrados al 30 de octubre sino con la realidad misma. Aseguran los sabios bebedores de café que hay poca seriedad en dos de las dirigencias partidistas locales que están enfrentando el proceso electoral. Por debajo del agua se sabe que están pensando improvisar candidatos sin profesionalismo ni convicción por causas sociales, tan solo para ganar votos a expensas de las equivocaciones de los partidos tradicionales que le restan calidad a la democracia y reducen el nivel de la cultura política. Por ejemplo nada se sabe del trabajo político de TODOS POR VERACRUZ. Jesús Velázquez le apuesta a la caza de expriistas que han jalado con el diputado Héctor Yunes Landa. Su trabajo real de formación de cuadros y afiliación en tierra es casi nulo. Mediáticamente están muertos: BIENESTAR Y JUSTICIA, se han confiado en los acarreados tradicionales que paga el viejo líder cardenista Antonio Luna. Están acostados en la hamaca pensando en que con eso podrán brincar la valla del porcentaje obligatorio para conservar el registro. Con los candados jurídicos existentes en materia electoral es muy difícil que los Partidos con nuevo registro sobrevivan a estas circunstancias especialmente cuando vemos que Partidos Políticos como el PRI, PAN, MORENA cuentan con estructuras que se disputan entre el 80 y 90 % de los electores. ¿Cuánto quedará para repartir entre el PRD, Movimiento Ciudadano y los recién registrados partidos nacionales que andan luchando por lo mismo? Y más cuando algunos están durmiendo en sus hamacas y sillones tlacotalpeños.

Está Usted informado.

www.politicaaldia.com, @PoliticaalDia, @AtticussLicona, @frlicona

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: