Pienso, Luego Escribo

LA MÚSICA. HUMANISMO Y SOLIDARIDAD

Por Akiles Boy*

En su paso por el planeta, los seres humanos van dejando marcas o huellas. Algunos pisan más fuerte que otros, así es de superficial o profundo el legado que se deja a los demás. Es cierto, no hay nada nuevo bajo el sol, de lo hecho, se va creando lo nuevo, a través de la imaginación, la inspiración y la infinita capacidad de crear que tienen las personas. Ocioso, resulta comparar lo nuevo con lo pasado. Ya se dijo alguna vez, “Las comparaciones son odiosas”, sin embargo, el ejercicio de comparar siempre es tentador y frecuente.

Ya se hizo común, la eterna discusión entre las nuevas generaciones, digamos, las de finales del siglo XX y las siguientes del XXI, con las anteriores. Son muchos los tópicos a debate, uno de los de siempre, sin duda es la música. Sí no lo cree, échele un vistazo a los videos musicales de los ochentas en alguna plataforma, y encontrará que tienen alta preferencia y es usual leer en los comentarios, textos favorables, que expresan el gusto y la admiración por las letras y la música de las canciones de hace cuarenta años, mientras que otros comparan y desaprueban los temas musicales más recientes.     

De esa meneada época de los ochentas, traemos una emblemática canción. Se trata de “África”, lanzada en 1982 por la Banda Californiana Toto. La melodía, considerada una de las mejores de la historia, fue compuesta por Dave Paich y Jeff Poncaro, y según sus propios autores, es un tema de amor.

La canción que causó furor en los jóvenes ochenteros, de acuerdo con algunos críticos, contiene varios símbolos, no solo el del amor. Por un lado, la identidad con un mundo, que no se acaba en el barrio, en una ciudad  o en un País, sino que es tan grande como se quiera ver y entender. “Somos ciudadanos del mundo”, y en ese sentido, nos interesa lo que sucede en otros lugares. En estos días lo sentimos y vivimos, cuando se ha expandido nuestra visión del orbe, por la pandemia que nos obligó a hacer una pausa, para después recomponernos junto a la naturaleza.

“Tomaremos un tiempo para hacer las cosas que nunca hemos hecho”, es un pequeño texto de la canción, que si nos detenemos, es un claro mensaje para provocar una reacción, un alto en nuestra vida y reparar en lo que hemos dejado de hacer o nunca hemos hecho, por nosotros y por los demás seres que habitan en este territorio compartido. Los cuales nos acompañan, nos alimentan y nos cobijan. Hemos confirmado la idea de no somos los únicos, los indispensables ni los superiores del planeta, ahora que está probada nuestra lamentable vulnerabilidad.

Otra expresión, ”Bendigo la lluvia en África”, se puede relacionar con las bondades y calamidades de ese continente, el de mayor atraso en el mundo, o con otro sitio que tenga la misma condición en otra región o nación en desarrollo, podría ser México, en donde están identificadas las zonas de alta marginación y pobreza, y requieren de la solidaridad nacional. Recuerdo, esa fue la intención de una campaña que abanderó Michael Jackson, de ayuda a África en 1985. “We are the world”, en español “Somos el mundo” es el título de la canción escrita por el icónico Rey del Pop y Lionel Richi, que fue grabada por un grupo de famosos músicos y cantantes, al que se denominó USA for África. A final, con los fondos recaudados, se llevó ayuda humanitaria a ese continente, especialmente para atenuar la hambruna en Etiopia. Esa iniciativa bien podría replicarse en nuestro País. Hasta la próxima.  

Mayo 31 de 2021

*Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: