Los Políticos

Historias de animales…

Salvador Muñoz

El villano de los animalistas tiene nombre: Rodrigo García Escalante. El diputado “afiliado” a la bancada del PRI y del PVEM propuso desaparecer el Maltrato Animal en las peleas de gallos para que en Veracruz, este “espectáculo” vuelva a los palenques.

* En Las Choapas, un sujeto es detenido por la policía después de que ahorcara y diera muerte a un perro.

El acto de crueldad hacia el canino hizo recordar a los reporteros una serie de hechos llenos de saña contra otros animales, como gatos envenenados precisamente en la zona en que ocurre la tragedia con el perrito.

* En Acayucan, siguen buscando a Bambi, un venado que se hizo viral cuando circuló su foto paseando por las calles de la Llave del Sureste. De acuerdo a lo que se ha difundido, el venado fue domesticado, por lo que no tiene miedo a las personas lo que a su vez, lo hace más vulnerable.

(Cazar venado. Una expresión acuñada allá por los 60 y 70 del siglo pasado por los “niños bien” de esa zona que ocultaba una atrocidad: acercarse a las periferias de los poblados para someter a jóvenes indígenas. Todavía hace 15 años, hacían referencia a ellas como “carnita de monte”).

* Juancho es el nombre del cocodrilo de tres metros de largo que hace unos días, allá en Tampico, Tamaulipas, hizo lo que cualquier reptil de su especie, haría en su hábitat: acechar y cazar a su presa… fue una mujer.

Lo increíble en el psique de nuestra sociedad. El cuerpo de la mujer se recuperó pero el cocodrilo “fue detenido” y “encarcelado” en la central de Bomberos. Se tenía pensado su sacrificio. Intervino la Profepa y fue liberado en una zona alejada de los humanos aun cuando de la presencia de Juancho en la laguna del Carpintero, data de años, tan así, que el reptil fue bautizado por los lugareños.

* El caso de Juancho hizo recordar a Harambe, un gorila que fue sacrificado en un zoológico de Cincinati, Estados Unidos, allá por 2016, cuando un niño de tres años, cayó a la fosa de estos enormes primates. La decisión de dispararle para resguardar la vida del infante estuvo envuelta en la polémica por varios detalles, como por ejemplo, había quienes criticaban el porqué no se usó un somnífero en lugar de bala; el porqué no se castigó a los padres que descuidaron al niño al grado de que cayera en la fosa; aunque quizás la más fuerte fue la pauta que abrió el debate de qué tan fuera de lugar están los zoológicos para dar paso a los santuarios…

* ¡Ah! También pegó mucho el caso de Binti Jua (1996), la gorila de Chicago que en parecidas condiciones de Harambe, llegó a su fosa un niño de tres años que cayó y quedó semiinconsciente. La gorila tomó entre sus brazos al infante, se dirigió hacia un punto de su fosa y lo arrulló. El lugar en donde se sentó con el niño, no era casual… era la entrada de los cuidadores que acudieron a ese punto donde la primate se los entregó sano y salvo.

Varias historias que nos pueden invitar a la reflexión en torno a la relación humanos-animales. Las puedo volver a leer y al final concluyo que no le veo sentido a la propuesta del diputado del PAN refugiado en la bancada del PRI y el Verde, y sí, un silencio absurdo o cómplice de la diputada del PVEM Andrea Yunes Yunes con respecto a la posición de su compañero de bancada y aún más comprensible que para los animalistas, hoy por hoy, su villano tenga un nombre: Rodrigo García Escalante.


smcainito@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: