Al menos 11 Legislaturas discriminan por orientación sexual

– Verónica Juárez, Coordinadora del GPPRD, las exhorta a acatar resoluciones de la SCJN y recomendaciones de la ONU- Lamenta que a nivel federal no haya una normativa al respecto a pesar de a en varias entidades de la República.

Ciudad de México. La Coordinadora del GPPRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez Piña, exhortó a los congresos de Durango, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán, Veracruz, Querétaro y Zacatecas acatar los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en materia de matrimonio igualitario.
En consecuencia, les conminó a reformar los respectivos marcos jurídicos de sus entidades para cumplir los principios de no discriminación y progresividad de los derechos humanos en ese tema.
Pidió a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión respaldar su exhorto, aunque lamentó que sus cámaras integrantes aún sean omisas a nivel federal en el reconocimiento y reglamentación del matrimonio entre personas del mismo sexo a pesar de aquellos criterios de la SCJN, exhortos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y avances en varias entidades federativas.
Juárez recordó que desde 2009, la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal reconoció en su Código Civil local los matrimonios entre personas del mismo sexo y poco después avaló la adopción monoparental, lo cual significó un parteaguas para todo el país. 
Por su parte, la SCJN resolvió en 2010 y 2015 que es inconstitucional definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer sólo para fines de procreación, pues tal unión cumple otras funciones sociales, por lo que aquella definición es discriminatoria de las personas en función de su orientación sexual y, por tanto, es promotora de la desigualdad entre ellas.
Como consecuencia de todo lo anterior, los congresos de varios estados -como Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Quintana Roo, Chihuahua, Tlaxcala, Baja California y Sinaloa- reformaron sus Códigos Civiles en el mismo sentido que el Distrito Federal, hoy Ciudad de México.
Otros -como Aguascalientes, Chiapas, Jalisco y Nuevo León- reconocen el matrimonio igualitario, mientras que en algunos municipios de algunos más -como Querétaro y Zacatecas-, las personas se pueden casar sin la necesidad de tramitar un amparo.
Veracruz, a su vez, tiene una figura similar al matrimonio llamada “concubinato igualitario”, la cual otorga casi los mismos derechos de un matrimonio, aunque sigue siendo bajo amparo.
“En este sentido -dijo Juárez Piña-, sería importante que los congresos estatales de Durango, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Querétaro, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán, Veracruz y Zacatecas concilien su marco jurídico en materia del matrimonio igualitario a fin de cumplir los criterios de la SCJN, así como los principios de no discriminación y progresividad de los derechos humanos contenidos en la Constitución.
A nombre del GPPRD, llamó a sus congresos a garantizar los derechos de todas y todos los mexicanos, sobre la base de los resuelto por la SCJN, en el sentido de normar el matrimonio igualitario y reconocer que, entre los derechos fundamentales, se encuentra el derecho a la identidad personal y sexual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: