“Figuras y figurones”

Por Francisco Licona

Veracruz, en recuperación y consolidación financiera

GRACIAS A QUE EL ESTADO DE VERACRUZ ha logrado contener el deterioro crediticio que experimentó en el 2015 y 2017, durante las pasadas administraciones de Javier Duarte que llevó el endeudamiento hasta el cielo y de Yunes Linares que realizó una reestructuración en medio de una completa opacidad, es que ahora Veracruz está entrando en una fase de recuperación y consolidación financiera. Para poner las cosas en contexto y poder comparar el desarrollo de las finanzas veracruzanas, sería prudente comparar los indicadores de alerta que utilizan las calificadoras financieras entre estados con situaciones similares de endeudamiento… esto es, entre estados que están pasando por procesos de manejo de deuda recientes. Así, se puede comparar a Veracruz con Coahuila, Chihuahua y Sonora. Los tres últimos estados, de acuerdo al reporte trimestral del Centro de Estudios de Finanzas Publicas, se encuentran en situación de “Observación”, mientras que Veracruz ha pasado ya a situación de “Sostenible”. Dicho Centro maneja tres indicadores de alerta al respecto. Indicador de Deuda Pública y obligaciones sobres Ingresos de Libre Disposición, en donde Veracruz está en 83.9%, semáforo verde; el Indicador de Servicio de Deuda y de Obligaciones sobre Ingresos de Libre Disposición, en el que Veracruz está en amarillo con un 8.8%; y el Indicador de Obligaciones a Corto Plazo y Proveedores y Contratistas sobre Ingresos Totales, en el que Veracruz está en verde en -3.9%. En todos esos indicadores Veracruz está mejor posicionado que los otros tres estados de la comparativa. En general este tipo de datos se perciben como fríos, sin embargo la buena evolución de Veracruz en cuanto a los indicadores de alerta han generado mejores calificaciones del Estado, lo que se traduce en la disminución de pagos en las deudas contraídas y mejores condiciones en la futura reestructuración de la deuda estatal. El pagar menos se traduce en más obra pública y la liberación de recursos para cubrir las necesidades del gobierno, y se genera un círculo virtuoso que poco a poco van saneando las maltratadas finanzas estatales. 

EL IMSS DE VERACRUZ, REUMÁTICO Y HUNDIDO EN BUROCRACIA, mantiene a 500 niños sin atención de males renales. Ojo Don Manuel Huerta Ladrón de Guevara, súper delegado de AMLO en Veracruz. En la Unidad de Alta Especialidad del IMSS en el Puerto de Veracruz la salud de más de 500 niños está en grave peligro de muerte debido a que hace falta un subespecialista en nefrología pediátrica, puesto que el anterior que tenía se jubiló. Por tal motivo, desde el 5 de agosto pasado los niños no han podido ser atendidos por un subespecialista -en estos casos un subespecialista es mayor a un especialista- por lo que contra las normas internacionales los derechohabientes menores están en serios riesgos por no ser tratados y atendidos por alguien que  cuente con la especialidad debida. Pero el problema es mucho mayor, ya que en Veracruz existe, tan solo en el IMSS zona norte, un déficit de 215 médicos y un buen número de enfermeras. Y he aquí los vericuetos de la burocracia. Resulta que en la Clínica 71, también del Puerto de Veracruz, sí hay una Nefróloga Pediatra, pero por normas internas del IMSS y las Condiciones Generales de Trabajo, ésta no puede ir a atender a los niños de la Unidad de Alta Especialidad, pese a que urge atención para diálisis y hemodiálisis a los niños y a los recién trasplantados. Lo anterior, increíblemente, por la burocracia del área de Recursos Humanos de la oficina de Zoé Robledo, ya que de haber contratado a esa Nefróloga Pediatra desde el mismo momento en que se jubiló el doctor que hacía esa función, los niños no hubieran interrumpido sus tratamientos. Es decir, para este caso personal hay, sólo que la burocracia no permite hacer el traslado. Se tiene el dato de que ya le están realizando la contratación y el movimiento a la nefróloga y probablemente a partir del próximo 16 de octubre la Subespecialista en Nefrología Pediatra pueda estar ya en la UMAE para solucionar este problema. Se sabe que la máxima autoridad del IMSS que atiende la zona norte de Veracruz, Candelario Pérez Alvarado, ni suda ni se acongoja con esta riesgosa situación. Total, es un asunto de la oficina de Zoé Robledo y del director de la UMAE Doctor Víctor Bernal Dolores, puesto que este tipo de Unidades Médicas no dependen ni de la Delegación Sur ni la del Norte. Es decir son autónomas. Son cosas tan sencillas que la burocracia complica y en medio quedaron muchos niños que durante dos meses han padecido. Como diría el clásico, ¿Qué necesidad?

Está Usted informado.

www.politicaaldia.com, Facebook: Política al Día, @PoliticaalDia, politicaaldia@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: